DestacadosMiradas hacia el pasado ZarateñoLos kioscos de prensa tienen su historia en Zárate...

Carlos Riedel15 enero, 2022

Por Arq. Silvia Irene Baccino... En Zárate, los kioscos de prensa tienen una historia que amerita ser contada y ofrecen, también, imágenes que deben ser mostradas. Esta MIRADA intenta rescatar del pasado testimonios y recuerdos de estos puntos de venta que surgieron en nuestra ciudad enlazados con la familia Terrens y de los que solo algunos de los construidos por Don Juan Pizzi se conservan hoy formando parte incuestionable de nuestro patrimonio cultural.

Año 1921 viejo edificio municipal sin la torre

Comentarios iniciales

Entendiendo el kiosco de prensa como un eslabón de la cadena que une la edición de la prensa escrita y el lector, su origen y evolución está directamente relacionada a las transformaciones sociológicas y tecnológicas producidas en la historia de aquélla y en la de la sociedad en general.

El artículo “Quioscos de periódicos” refiere que en sus orígenes la venta tradicional de publicaciones “la realiza de forma personal y ambulante el “vendedor de periódicos”, cuya imagen recorriendo las calles y voceando la cabecera del periódico o las últimas noticias, está en nuestro imaginario colectivo, esencialmente a través de múltiples películas.

Esta función se realiza en un contexto histórico y social caracterizado por la existencia de pocos diarios, con escasas páginas y con una reducida población lectora (mediados del siglo XIX, prensa para elites); circunstancias, todas ellas, que hacen viable la difusión o venta del periódico a través de medios humanos (el vendedor) y sin necesidad de complejas estructuras materiales, organizativas y técnicas. La función del vendedor es ofrecer en la propia calle, o incluso llevándolo a los domicilios, el periódico a un limitado número de personas potencialmente interesadas en adquirirlo…”

Con el correr del tiempo la progresiva masificación o popularización de la prensa escrita genera una nueva necesidad que da lugar al surgimiento del kiosco para su efectiva comercialización.

A comienzos del siglo XX surgen los primeros puestos dedicados a la venta de periódicos y revistas, al principio de características precarias, constituidos habitualmente por una mesa de madera situada en lugares muy transitados (grandes avenidas, entradas de los mercados, parques, plazas, etc.).

Estos primeros puestos evolucionan luego a construcciones fijas más elaboradas, que posibilitan albergar y proteger de las inclemencias climáticas tanto a las publicaciones como al propio vendedor.

En las décadas siguientes aparecen los puntos de venta que evolucionan desde la simple mesa a estanterías, soportes, cerramientos en forma de vitrinas, puertas expositoras hasta soportes publicitarios y otros elementos que contribuyen a mostrar y vender el producto a los compradores.

Los kioscos en Zárate. Don Guillermo Terrens

Don Guillermo Terrens llegó a nuestro país dentro de la gran oleada inmigratoria de las dos últimas décadas del Siglo XX procedente, en su caso, del Ducado de Luxemburgo. Comenzó trabajando como panadero y, posteriormente, junto a su mujer Agustina Fleurandidier abrió en 1889 una papelería y librería en la esquina de Justa Lima de Atucha y Castelli, en diagonal al inmueble en el que hoy se encuentra emplazada una estación de servicios.

Según refiere Abel Poletti en su artículo “Terrens / Tiempos de lecturas y aventuras”:  “Esta actividad con libros, periódicos y lecturas le permitía a Guillermo Terrens mantener vivos sus ideales y acontecimientos como la frustrada Revolución Rusa de 1905 que encendía discusiones de adhesión y rechazo entre anarquistas y socialistas. Europeo al fin, en un medio apto a la iniciativa empresaria, decide abrir su propia agencia de diarios y revistas, consiguiendo para ello la admisión de los dos principales diarios de Buenos Aires o sea de la Argentina: “La Nación” y “La Prensa”.”

En el artículo también se señala que: “Terrens fue la primera agencia de diarios y revistas de Zárate, en el local de 19 de Marzo 415, donde se instaló en 1925, un sitio espacioso que servía además de vivienda familiar, detalle del que carecía el anterior… Desde 1930 hasta fines de 1940, Terrens llegó con su distribución a todos los puntos neurálgicos de la ciudad gracias a sus kioscos, con diseño de influencia modernista, que se podía hallar tanto en Plaza Mitre (donde sigue en pie) como en Plaza Italia -algunos agregados y modificaciones lo tornan irreconocible- frente a la estación Urquiza, sobre calle Mitre; en la intersección de Castelli y Aristóbulo del Valle -frente a la entrada de Celulosa- donde se mantiene; frente al acceso del ex Smithfield, también firme; a un lateral de la entrada al Hospital -hoy parada de taxis- y por fin el obelisco, distintivo de entrada a Villa Fox, al costado del puente donde hoy tiene su planta “El Debate”; fue una réplica en menor escala del porteño y demolido en 1973 por su actual propietario, el mismo que hizo demoler el recordado Teatro Argentino sobre Justa Lima al 380. Un modelo anterior al año 1936 en que se hizo el asfalto, -llamado desde siempre macadam por los zarateños para recordar a su inventor John McAdam- estuvo ubicado en la bajada al puerto, calle Mazzini, hoy Yrigoyen, que en aquellos años era un boulevard de tierra y el kiosco -de estilo parisino, con torreta- ocupaba un espacio central.”

La PLaza Mitre en la década de 1920. Estacionado el primer colectivo de Zárate

Kiosco elbajo_657x400

-Kiosco de la calle Mazzini en su intersección con Aristóbulo del Valle-

Don Juan Pizzi y los kioscos “modernos”

Es de destacar que los kioscos pintoresquistas de las primeras décadas del siglo XX localizados en la plaza Mitre y en la entonces calle Mazzini o “bajada al Puerto” fueron reemplazados por otros más “modernos” para su época sumándose a ellos varios nuevos emplazados en sectores estratégicos de la ciudad.

Estos kioscos fueron construidos por don Juan Pizzi, maestro albañil de origen italiano, nacido el 3 de octubre de 1909 en Sartina Lomellina, pueblo de la provincia de Pavía y que arribó a nuestro país en abril de 1925. Según los relatos publicados en el diario “La Voz”, en el Suplemento Cultura, de fecha miércoles 7 de octubre de 1998, Don Juan Pizzzi llegó “acompañado por su madre y su hermana, para unirse a su padre que ya estaba instalado en esta comunidad, desempeñándose como albañil junto al constructor Pedro Ferrarino. En forma inmediata comenzó a trabajar al lado de su progenitor y aprendió rápidamente el oficio al cual se dedicaría toda su vida.”

La misma fuente informa que, a fin de progresar en su oficio en una ciudad que atravesaba un proceso de renovación arquitectónica y desarrollo de obra pública destinada a brindar servicios básicos y equipamientos culturales, recreativos y de salud a los vecinos, Don Juan Pizzi resolvió estudiar por correspondencia en la Escuela Internacional todos aquellos aspectos relacionados con el diseño y confección de planos, evolución de los estilos arquitectónicos, aspectos constructivos e instalaciones de edificios.

De este modo, “con el tiempo y gracias a su tesón, llegó a tener su propio equipo de trabajadores, con el cual podía encarar, en forma total, el diseño, planificación y construcción de los edificios que le fueron requeridos.”

Plaza Mitre Kiosco

Kiosco TERRENS en la Plaza Mitre - Archivo General de la Nación - 27/01/1939

 Kiosco Zárate

-Kiosco TERRENS en el Frigorífico Smithfield - Archivo General de la Nación - 27/01/1939-

Los kioscos -pertenecientes originalmente a la familia Terrens- fueron construidos en la década de 1930 respondiendo a los lineamientos de la arquitectura moderna imperante por ese entonces en nuestro medio.

La denominada arquitectura moderna o arquitectura contemporánea se caracterizó por la simplificación de las formas, la ausencia de ornamento, la renuncia a los recursos estilísticos de la composición académica clásica, el uso de los nuevos materiales como el acero y el hormigón armado y la aplicación de las tecnologías asociadas, siendo estos dos últimos los factores determinantes que permitieron concebir una nueva manera de proyectar y construir los edificios y los espacios urbanos para la vida y la actividad humana.

Algunos de estos kioscos aún se conservan formando parte del paisaje urbano zarateño pero no corrió la misma suerte el más emblemático: el famoso kiosco-obelisco -situado estratégicamente próximo al puente del Ferrocarril Urquiza en Justa Lima al 900 deslindando, en cierto modo, la zona céntrica con el barrio Villa Fox- dado que fue lamentablemente demolido en la década de 1970.

Solo unas pocas fotografías hacen posible su rescate para el recuerdo de quienes lo conocieron y para conocimiento de aquellos que hoy se ven privados de un ejemplo único de nuestro patrimonio arquitectónico.

Zárate prensa

Fuentes:

Revista “Deporte y Cultura” - Año I. Gral José F. Uriburu (Zárate), Julio 11 de 1940 - Número 10

CULTURA. Suplemento del DIARIO LA VOZ. Miércoles 7 de octubre de 1998 - Don Juan Pizzi. Artífice del crecimiento edilicio zarateño

ABEL POLETTI - Terrens / Tiempos de lecturas y aventuras.  Suplemento del DIARIO LA VOZ

www.wikipedia.org. “Quiosco de periódicos”

Quinta La Jovita

Asociación Amigos del Museo de Zárate Quinta Jovita - Ituzaingó 278 - Tel. (03487) 422038

amigosmuseozarate@yahoo.com.ar / lajovita@argentina.com.ar

x
error: