MúsicaLa historia detrás de la canción: Seminare de un tal Carlos Alberto García Moreno

Carlos Riedel15 noviembre, 2022

 

De esta canción hay tantas cosas para decir.

Fue compuesta por un Charly adolescente, hipón y enamorado de una chica que le gustaban los motoqueros, dicho por él mismo.

No podía darle la forma que quería a la melodía, hasta que recordó una que había compuesto a los 9 añitos......dicho por su profesora del Conservatorio Thibaud Piazini.

En fin, una de esas letras que hacen una canción perfecta, compuesta por un tipo al que no imaginamos escribiendo algo así.

Grabada en Buenos Aires, con los arreglos orquestales de la Filarmónica de Los Ángeles en Estados Unidos, fue incluída en el Primer LP de Serú Girán.

Quiero ver, quiero entrar.
Nena, nadie te va a hacer mal...
Excepto amarte.

Vas aquí, vas allá,
pero nunca te encontrarás
al escaparte.

No hay fuerza alrededor.
No hay posiones para el amor.
¿Dónde estás? ¿Dónde voy?

¿Por qué estamos en la calle
de la sensación, uh
muy lejos del sol que quema de amor?

Te doy pan, quieres sal.
Nena, nunca te voy a dar
lo que me pides.

¡Te doy Dios! Quieres más.
¿Es que nunca comprenderás
a un pobre pibe?

Esas motos que van a mil
solo el viento te haran sentir.
Nada más, nada más.

Si pudieras olvidar tu mente
frente a mí, sé
que tu corazón diría que sí.

No hay fuerza alrededor,
no hay posiones para el amor.
¿Dónde estás? ¿Dónde voy?

¿Por qué estamos en la calle
de la sensación, uh,
muy lejos del sol que quema de amor?

x
error: