DestacadosEspectáculosTeatro de Verano: una temporada heroica por Julio Belando

Carlos Riedel15 enero, 2021

El 2020 fue el año más duro en la historia del teatro en todo el mundo; por eso actores y empresarios han puesto todas sus mejores expectativas en el inicio del verano 2021. Hace un par de semanas comenzaba tímidamente la temporada teatral en las plazas turísticas del país, fundamentalmente en Mar del Plata y la Costa y en Carlos Paz; al tiempo que se van sumando nuevas propuestas a la cartelera teatral porteña. La reapertura es simbólica, ni siquiera se puede hablar de reactivación.

Hacer teatro hoy, en estas condiciones sanitarias que implican protocolos de acceso y restricciones de aforo muy significativas, constituye toda una epopeya y habla más del espíritu y el optimismo de quienes desean y necesitan mantener viva la llama del teatro que de la mera intención de hacer un buen negocio.

A esta altura de enero del año pasado, el público en la Costa había crecido un 17 % en relación al año anterior. Esta semana que pasó, los números muestran una caída nada menos que del 94 % con respecto a 2020. Es decir, sólo un 6 % del público del verano pasado, está asistiendo hoy a las pocas salas que pudieron abrir. Así lo confirmó Carlos Rottemberg, uno de los mayores referentes de la actividad.

POCA NOVEDAD Y ESCASO ATRACTIVO

Obviamente, las restricciones en los aforos iban a impactar sobre la oferta teatral, ya que hay producciones, habituales en el verano, que no pueden costearse por razones obvias, como los musicales y las revistas, o las comedias con varios personajes que interactúan demasiado juntos. Por eso las propuestas de verano, a simple vista, se ven poco atractivas para el público. Se podría decir que es la temporada más austera que se recuerde.

En Mar del Plata, lo más fuerte, culturalmente hablando, debe ser "El equilibrista", con Mauricio Dayub y dirección de César Brie, una obra que ya venía de ser un éxito del verano anterior y la temporada 2019. Lo demás suena todo demasiado pasatista, algo que no era tan usual en La Feliz las últimas temporadas, pero que, evidentemente, es a lo que poco que se puede apostar hoy ​: "Mañana, el show", con Nito Artaza y Cecilia Milone; "Los cuatro fantásticos del humor", con Diego Pérez, Carna, Alacràn y Alfredo Silva; "Ezequiel Campa Stand Up" y "Mar del Plata, la revista", con el humorista Yayo y el mago Black entre otros.

Por otra parte , Carlos Paz anuncia más títulos que la ciudad balnearia, pero todos en un mismo tenor de comedia improvisada y bajo presupuesto: "Tres empanadas", con Flavio Mendoza, Florencia de la V y Juan Pablo Geretto; "La mentirita", con Freddy Villarreal, Iliana Calabrò, Rodrigo Noya y Renè Bertrand; "Divino divorcio", con Rodolfo Ranni y Viviana Saccone; "La revista de Cocodrilo" , "El oficial Gordillo", y otros clásicos de siempre como el show de Fátima Flores o el Flaco Pailòs, además de varios espectáculos infantiles. Carlos Paz propone también durante todo el verano, shows musicales con Soledad y Javier Calamaro, y un tributo a Mercedes Sosa, entre otros.

Así como en Mar del Plata, "El Equilibrista" parece ser la obra más destacada, en Carlos Paz, sin dudas, la apuesta fuerte de teatro en serio es "El test", con Fabian Vena, Emilia Mazer, Alejandro Mûller y Paula Morales, una comedia que ya viene precedida de varias exitosas temporadas en España.

Es la primera vez que la plaza serrana supera en cantidad de oferta teatral a la costa bonaerense, y seguramente tiene que ver en ello la diferencia de aforo permitido, lo que hace más esperable recuperar la inversión en las Sierras. Mientras que, en la Provincia de Buenos Aires, el máximo autorizado es del 30 % de la capacidad de la sala, la Provincia de Córdoba permite la ocupación de hasta el 50 %. No es un dato menor.

BUENOS AIRES, EL PLATO FUERTE

De cualquier manera, el plato fuerte de estrenos y reposiciones en verano siempre ha sido la ciudad de Buenos Aires, donde las salas ya abrieron desde mediados de noviembre y, tras un breve receso por las fiestas, refleja ya la ansiada reapertura 2021.

Los rumores de cierre de actividades que circularon hacen unos días por el rebrote del covid 19 trajeron dudas, pero finalmente el teatro - como el resto de las actividades comerciales - podrán funcionar hasta la 1 de la madrugada, lo que admite la posibilidad de una doble función para el caso de que ocurra el milagro de poner segunda función.

Buenos Aires levanta el telón nuevamente para títulos también conocidos y de poco riesgo: "Un estreno o un velorio", con Carmen Barbieri; Raùl Laviè, Georgina Barbarossa y Flavio Mendoza, quien hace doblete en Carlos Paz (va y viene en medio de la semana); "El acompañamiento", con Luis Brandoni; "Después de nosotros", con Julio Chàvez, Alejandra Flechner y Matìas Recalt. Y se vienen varios reestrenos: "Rotos de amor", con Osvaldo Laport, Victor Laplace, Rolly Serrano y Antonio Grimau; "Cartas de amor", con Selva Alemán y Arturo Puig; el musical de culto "Casi Normales", que cuenta con pocos actores; "Mentiras inteligentes", esta vez con Arnaldo André , Marta González y Federico Bal; "Relaciones peligrosas", con Claribel Medina y Fabián Gianola y "Petróleo", a cargo del grupo Piel de Lava, que se destaca entre los éxitos salidos del teatro independiente que llega a la av. Corrientes.

Las "grandes producciones" (por llamarlas de alguna manera) y que más expectativas generan este verano son: El estreno (¡por fin un estreno!) de "Jauría" con Martín Slipak, Gustavo Pardi, Vanesa González, Gastón Cocchiarale, Lucas Crespi y Julián Ponce Campos , que està basada en hechos reales (una violaciòn en manada ocurrida en España hace unos años); y la reposición, en homenaje a los 30 años de su debut, del mayor éxito de la comedia de todos los tiempos , "Brujas", que vuelve con una parte de su elenco original, Moria Casàn , Thelma Biral, Nora Càrpena, y la incorporación de María Leal y Sandra Mihanovich. Sin dudas, son dos de los títulos que -se espera- marquen el ritmo del verano teatral e inicien el camino de regreso del público perdido.

Como se ve, un panorama bastante pobre en cuanto a cantidad y variedad de propuestas en todas las plazas, pero no hay que olvidar: Es lo que la pandemia nos dejó. De igual modo, este retorno de la actividad es todo un acto heroico, que tiene mucho de epopeya. Nadie sabe lo que dirán la taquilla ni los espectadores. Lo que sí sabemos es que hay que recuperar el tiempo perdido, y ojalá estemos hablando del inicio del "rebrote" de lo que siempre fue el teatro para los argentinos.

x
error: