DestacadosMiradas hacia el pasado ZarateñoUn edificio con historia. De la Escuela de Capacitación Obrera a la E.E.T. Nº 3

Carlos Riedel22 noviembre, 2020
Dillon

Por Arq. Silvia Irene Baccino.....A quienes, desde hace varias décadas, recorremos la ciudad de Zárate buscando, en las construcciones y espacios que la conforman, elementos que nos liguen con el ayer nos llama la atención el cornisamento del edificio ubicado en la cuadra de Belgrano al 700, frente a la Plaza Mitre, y hoy queremos compartir su historia y la de la Escuela de Educación Técnica N° 3 que tiene su sede en el viejo edificio patrimonial que fuera inicialmente la “Confitería del Progreso”.

FOTO DE LA PLAZA CON VISTA A LA CONFITERIA DEL PROGRESO

UN EDIFICIO CON HISTORIA SEDE DE LA ESCUELA DE EDUCACIÓN TÉCNICA N° 3

• DE LA ESCUELA DE CAPACITACIÓN OBRERA A LA E.E.T. N° 3

 Su creación

En los últimos años de la década de 1940, la Argentina experimentaba un proceso de gran crecimiento en su industria. Ante tal circunstancia era imprescindible contar con mano de obra capacitada práctica y técnicamente.

Zárate siempre se destacó por ser un primerísimo polo industrial del país y no estaba ajena a esta segunda revolución industrial. Por inquietud de los componentes del entonces Sindicato de la Carne de Zárate, mancomunando esfuerzos con funcionarios políticos y educacionales se crea la Escuela de Capacitación, génesis de lo que hoy es la Escuela de Educación Técnica N° 3 Ing. Agustín Rocca.

Esta Escuela nace con el objeto de difundir una educación que tuviera como principal fundamento la tecnología aplicada a las artes manuales. La falta de edificios adecuados no fue impedimento para que realizara un fructífero accionar, la labor del aula en la Escuela N° 1 General José de San Martín y las prácticas en los talleres del entonces Frigorífico Smithfield.

Su inauguración, el 18 de abril de 1948, contó con la presencia de la Sra. María Eva Duarte de Perón.

FOTO EVITA

Su personal fundador

Celso Bortolato, Maestro de Taller; Alejandro Blumenkranz, Profesor, Mario Elizaga, Profesor; Pedro Ramón Gigena, Profesor encargado de cursos; César Giovagnoli, Profesor; Otelo Giovagnoli, Maestro de Taller; Gino P. Luis Guastini, Jefe de Talleres; Nelson Francisco Kualich, Auxiliar de Secretaría; Antonio López, Maestro de Taller; Vicente Maceira, Profesor; Antonio Millán Ramos, Profesor; Ernesto Olivieri, Ordenanza; Alberto A. Pereyra, Profesor; Fosco Orfeo Rossi, Profesor; Elbio Héctor Vera, Profesor; Tomás Carlos Volonté, Profesor.

Su evolución

Las carencias edilicias se acentuarían cada vez más cuando las prácticas se trasladaron a las instalaciones precarias de la calle Rivadavia al 500. Se realizaron, desde entonces, innumerables diligencias para obtener un espacio propio y apto, por ejemplo, los terrenos de Belgrano y 25 de Mayo o de 3 de Febrero y Bolívar, los edificios de la ex-Maternidad Montanari, que luego sería la Clínica Santa Isabel, o el ex-Centro Materno (hoy Tribunales), etc.

En la década de 1960, el país ya requiere una transformación en la enseñanza técnica profesional que tuviera como complemento una cultura más humanística. La Escuela luego de la dependencia de la Secretaría de Trabajo y de la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional, pasa a depender del organismo creado para llevar a cabo esa transformación, el Consejo Nacional de Educación Técnica.

Aquellos cursos de Capacitación pasan a ser de formación técnica y se estructuran con las especialidades de Mecánico de Automotores, Tornero Mecánico, Bobinador Electricista e Instalador Electricista. El proyecto y su currícula se prolongan hasta incorporar en 1975 el Ciclo Básico de Orientación Técnica. Posteriormente se incorporan las especialidades de Asistente Químico y Dibujante Técnico.

Todo esto solo es posible porque desde 1980 los talleres pasan a funcionar en la calle Cuyo N° 35, previa la adecuación edilicia a las necesidades del nuevo proyecto. Aún así las clases teóricas continúan impartiéndose en el mismo lugar de siempre. Pero la lucha para obtener el edificio escolar propio continuaría.

Con la presencia del por entonces Intendente Municipal Dr. Aldo Arrighi, la Directora General de Cultura y Educación de la Provincia de Bs. As., Prof. Graciela Giannettasio, del alto ejecutivo de Siderca Ing. Roberto Rocca y de la comunidad educativa de Zárate quedó inaugurado el 21 de noviembre de 1995 el nuevo edificio.

Sus tres directores

Don Pedro Ramón Gigena fue el primer Director, cargo que ejerció durante casi veinticinco años siendo sucedido por el Sr. Mario Tesore y, poco tiempo después, a raíz de su fallecimiento la conducción del establecimiento fue asumida por el Sr. José Luis Marquine, quien lo ejerce hasta el presente.

Al cumplirse 50 años de su creación, en 1998, expresó: “Hoy, con gran satisfacción tenemos nuestro edificio, que por otra parte tiene una historia para Zárate, ya que por sus aulas pasaron miles de alumnos y hoy continuamos nosotros con tan noble misión, la de formar alumnos en el viejo Edificio del Colegio Nacional, el que gracias al apoyo de la Fundación Rocca se logró remozar con todas las instalaciones necesarias para su funcionamiento.”

• LA SEDE DE LA E.E.T. N° 3: UN EDIFICIO DE VALOR PATRIMONIAL

A quienes, desde hace varias décadas, recorremos la ciudad de Zárate buscando, en las construcciones y espacios que la conforman, elementos que nos liguen con el ayer nos llama la atención el cornisamento del edificio ubicado en la cuadra de Belgrano al 700, frente a la Plaza Mitre, y hoy queremos compartir su historia.

En sus orígenes fue una tradicional casona desarrollada alrededor de un patio central, con galería perimetral. Su fachada respondía a las pautas neoclásicas de basamento, desarrollo y remate, propias de la arquitectura impuesta en nuestro medio por la llegada de los primeros inmigrantes de origen italiano, hacia fines del Siglo XIX.

Albergó, luego, la Confitería del Progreso que fue fundada por Don Antonio Di Lázzaro y luego administrada por su hijo Enrique y por Arturo Di Lázzaro, ambos italianos naturalizados arribados al país en 1890 el primero y en 1908 el segundo.

CONFITERIA DEL PROGRESO

Fueron ellos los que dieron al establecimiento un notable impulso a partir de 1909 y quienes resolvieron remodelar la fachada original en el sector correspondiente al salón destacándose en la composición de la misma, como elementos dominantes, la cornisa “liberty” y la marquesina que jerarquizaban el acceso y vidrieras de la Confitería. En su interior se destacaban las paredes revestidas con vidrios biselados, completándose su elegante decoración con mesas y sillas Thonet.

A partir de entonces, y durante más de dos décadas, fue el sitio obligado para el encuentro social, cultural y político de la comunidad zarateña. Siendo, además, la cuadra de la Plaza Mitre entre 19 de Marzo y Justa Lima parte del recorrido de la “vuelta del perro” las veredas de la Confitería constituían un excelente mirador.

Vista de la Plaza Mitre hacia fines de la década de 1910. Se destaca la cuadra de la calle Belgrano al 700 y entre las construcciones es posible distinguir la fachada de la Confitería del Progreso por su marquesina y la ornamentación de su cornisamento

Llegada la década de 1930 nuevos aires de progreso se difunden en la ciudad, modificando no solo su estructura física sino también los hábitos sociales. Entre los adelantos que se produjeron, principalmente en la zona céntrica, son de destacar la infraestructura de aguas corrientes y de desagües cloacales y la pavimentación de las principales calles, entre ellas Justa Lima de Atucha.

Esto último trajo aparejado un importante cambio en el paseo de los zarateños, dado que el mismo se trasladó a las “modernas” cuadras céntricas quedando olvidado el veredón de la Plaza y perdiendo, por consiguiente, la Confitería del Progreso su poder de convocatoria.

Cerradas sus puertas el edificio fue sede, entre los años 1940 y 1942, del Club Argentino realizándose en ese entonces una nueva modificación de la fachada. Se colocaron dos amplios ventanales con rejas balcón, se realizaron nuevas molduras y se prolongó la cornisa “liberty” sobre la casa jerarquizándose el acceso a la misma con un parte de la marquesina original. El resto de la fachada continuó con su morfología de origen.

Cuando en mayo de 1943 comenzó a funcionar el Colegio Nacional de Zárate, creado por iniciativa del Dr. José María Guerci, esta propiedad fue alquilada para albergar el mismo. Sus habitaciones y patios se vieron poblados por muchos jóvenes zarateños que, a lo largo de cuarenta años, se formaron en ese establecimiento.

ALUMNOS Y DOCENTES COLEGIO NACIONAL

Durante este tiempo se mantuvieron las características arquitectónicas de la edificación salvo en el sector derecho de la fachada produciéndose, sin embargo, un progresivo deterioro propio del paso de los años y el escaso mantenimiento.

En 1985, con la inauguración de la sede propia del Colegio Nacional, la casona de la calle Belgrano volvió a quedar en silencio, con un destino incierto. Adquirido luego por el Estado, el edificio fue destinado para albergar la Escuela Nacional de Educación Técnica N° 3, ex Escuela de Capacitación Obrera N° 81 y actual Escuela de Educación Técnica N° 3 Ing. Agustín Rocca. Para cumplir con su nueva función se realizaron trabajos de puesta en valor: de ampliación de la planta funcional, de restauración del sector izquierdo de la fachada y de reconstrucción estilística del resto de la misma siguiendo los lineamientos generales preexistentes. Esta sede propia de la E.E.T. N° 3 fue inaugurada el 21 de noviembre de 1995.

EET N 3 EN LA ACTUALIDAD

Este edificio, a más de un siglo de su construcción pero con transformaciones acordes a las funciones que le fueron asignadas, permanece vigente en el entorno de la Plaza Mitre constituyendo un hito significativo para la memoria colectiva de los zarateños.

E.E.T. Nº 3

Fuentes:

Notas publicadas en el diario “EL PUEBLO” en sus ediciones del jueves 16 y sábado 18 de abril de 1998

“Era una vez… Zárate”. Arq. Silvia Irene Baccino / Arq. María Luisa Sorolla. Buenos Aires, julio de 1997

“EFEMÉRIDES ZARATEÑAS del Siglo XX”. Sergio Daniel Robles. Ediciones EL DEBATE. Zárate, julio de 2003

Asociación Amigos del Museo de Zárate Quinta Jovita - Ituzaingó 278 - Tel. (03487) 422038 - amigosmuseozarate@yahoo.com.ar / lajovita@argentina.com.ar

x
error: