ColumnistasDestacadosHablemos de DEPRESIÓN

Federico Doello29 septiembre, 2020
Dillon

Hablemos de DEPRESIÓN

Efecto Pandemia-Signos de Alarma y Depresión Post Parto

La depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud calcula que afecta a más de 300 millones de personas y estima que habrá aumentado la cantidad de casos debido al impacto negativo de la pandemia en la salud mental de la población en general.

El estrés y la adversidad que las personas están sufriendo durante este periodo de tiempo pueden aumentar el riesgo de padecer depresión o intensificar los cuadros existentes.

El desempleo, duelo o enfermedad crónica, suelen ser factores que contribuyen al aumento de las probabilidades de sufrir depresión.

 

¿Qué es la depresión?

Es un trastorno mental que se caracteriza por:

* Presencia de tristeza, pérdida de interés o placer.

* Sentimientos de culpa o falta de autoestima.

* Trastornos del sueño y/o del apetito.

* Sensación de cansancio.

* Falta de concentración.

No es una variación de humor o una respuesta emocional breve que puede deberse a la vida diaria. 

Puede padecerse de manera crónica o recurrente, y  afecta de manera directa el desempeño cotidiano, limitando la capacidad para afrontar la vida diaria.

En su forma más grave, puede conducir al suicidio o autolesiones.

 

Depresión Post Parto

La maternidad configura un momento vital y su irrupción puede desencadenar trastornos emocionales, entre ellos la depresión.

La presencia de depresión postparto puede darse hasta doce meses después del parto e incide en el vínculo mamá/bebé.

Signos de Alarma:

  • Estado de ánimo deprimido o cambios de humor graves
  • Llanto excesivo
  • Dificultad para relacionarse con el bebé
  • Aislarse de familiares y amigos
  • Pérdida del apetito o comer mucho más de lo habitual
  • Incapacidad para dormir (insomnio) o dormir demasiado
  • Fatiga abrumadora o pérdida de energía
  • Interés y placer reducidos en las actividades que solías disfrutar
  • Irritabilidad y enojo intensos
  • Miedo a no ser una buena madre
  • Desesperanza
  • Sentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa o insuficiencia
  • Disminución de la capacidad de pensar con claridad, concentrarse o tomar decisiones
  • Inquietud
  • Ansiedad grave y ataques de pánico
  • Pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o al bebé
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

Según la gravedad de los síntomas puede tratarse con o sin medicación y se recomienda también psicoterapia profesional.

Si sentís que padeces algunos de estos síntomas, te recomendamos hacer una consulta con un profesional de la salud mental.

 

Lic. Pamela Aguilera        

Psicologa - MP 20542

Cel. 3487-655300

 

Lic. Julia Civitelli

Psicologa - MP 20507

Cel. 3487- 661921

x