DestacadosMiradas hacia el pasado ZarateñoACERCA DEL PARAJE ATUCHA… sus orígenes y su patrimonio histórico cultural

Carlos Riedel15 marzo, 2020

Por Arq. Silvia Irene Baccino... En los límites del Partido de Zárate con el de Baradero y bañado por los ríos de Areco, Baradero y Paraná de las Palmas, Atucha hace de su pasado y de su patrimonio cultural uno de los mejores argumentos para explorar este rincón del espacio rural zarateño y conocer su legado histórico y su aporte al desarrollo económico de nuestra comunidad.

El paraje Atucha está ubicado en inmediaciones del antiguo camino a Baradero, a escasos kilómetros del río Areco. Su nombre fue tomado de José Máximo Atucha, uno de los propietarios de las tierras del lugar durante la segunda mitad del Siglo XIX.

Atucha, nacido en 1811 y fallecido en 1874 era hijo de Francisco de Atucha y Azcuénaga (arribado al Río de la Plata en 1789) y de Juana Rosa Álvarez Romero. Contrajo primeras nupcias con Carolina Brian Larrazábal, natural de Concepción del Uruguay, con quien tuvo tres hijos: Juan, Florencio y Guillermo Eloy, nacidos en Paysandú (República Oriental del Uruguay). Ya viudo, volvió a contraer matrimonio, en 1858, con Justa Lima, hija de Toribio Lima y de Sebastiana Cabrera, quienes poseían tierras en Zárate adquiridas a los herederos de Saturnina Otálora de Saavedra. En 1867, Atucha, compró a Agustín Saavedra otra de las fracciones que habían formado parte del antiguo “Rincón de Cabrera”, donde el prócer de Mayo escribió parte de su Memoria testamentaria poco antes de fallecer.

De esta manera, el matrimonio Atucha-Lima se encontró en posesión de una vasta extensión de tierras que fueron destinadas a la producción agropecuaria. A la muerte de Atucha, su viuda, reorganizó la propiedad integrando la misma con tierras linderas a su dominio (entre sus posesiones inmuebles figuraban las estancias conocidas como “El Rincón”, “El Paraíso”, “La Justa”, “El Orden”, “San Sebastián” y “San José”), las que destinó a la cría de vacunos de raza. De sus campos salieron 95 animales entregados a la Sociedad Rural Argentina para ser transportada en el buque “Frigorifique” como primera exportación de carne fresca argentina a Europa, en mayo de 1977.

Como Justa Lima no tuvo descendencia de su matrimonio, a su muerte, ocurrida en 1899 en su residencia de Suipacha Nº 50 de la ciudad de Buenos Aires, la inmensa fortuna estuvo en litigio durante varios años entre sus sobrinos Lima, por un lado, que habían impugnado la validez del testamento, y Florencio Atucha, el hijastro, que había sido nombrado como único beneficiario. Una vez validada judicialmente la disposición testamentaria, Florencio, con sus excepcionales dotes de empresario, le imprimió a las tareas rurales su máximo nivel de desarrollo.

-Doña Justa Lima se distinguió por sus obras de beneficencia siendo una de las más destacadas el aporte para la construcción del actual Templo Parroquial consagrado a Nuestra Señora del Carmen-

En 1907, Florencio Atucha y el presbítero Bernabé E. Pedernera fundaron la “Colonia Atucha”: “un establecimiento para la educación de huérfanos pobres”. En el acta de constitución fechada el 19 de septiembre de 1907 estuvieron presentes, Florencio Atucha, el presbítero Bernabé Pedernera, los doctores Domingo Cabred, Arturo Gramajo, Antonio Battilana y los señores Teodoro Zabala y Atucha, Pedro Lima, Juan Atucha y Brian,  Francisco Zabala y Atucha, Jorge Atucha y Guillermo Atucha  estableciendo   “que el señor Florencio Atucha con el propósito de perpetuar la memoria de los cónyuges don Toribio Lima y doña Sebastiana Cabrera y en gratitud a las obras que en obsequio a la memoria del padre del Sr. Atucha, don José Atucha, ha dedicado la señora Justa Lima de Atucha, e interpretando los deseos de esta señora, ha resuelto fundar en el inmueble que posee en las proximidades de la estación Arroyo de Areco del Ferrocarril Buenos Aires al Rosario…un establecimiento de educación … que llevará el nombre de la asociación, para educar a los niños huérfanos pobres de la Provincia de Buenos Aires, con preferencia a los del Partido de Zárate y sus adyacentes y proporcionarles conocimientos teóricos-prácticos de acuerdo con el plan de estudios y programa que se formulen”.

-Año 1902. Plano de Colonias “San José”, “Rincón” y “Paraíso”. Propiedad de Don. Florencio Atucha-

En el Reglamento de funcionamiento de la institución se establecía que “el capital inicial de la asociación lo constituye el inmueble que donará el señor Florencio Atucha a la asociación compuesto de una superficie de 168 hectáreas” (Art. 3); que la entidad “será representada y administrada exclusivamente por el Sr. Florencio Atucha” (Art. 7) y que “en caso de disolución… sus bienes pasarán en plena propiedad y dominio a los herederos del Sr. Florencio Atucha”. (Art. 28). Respecto a las actividades educativas, las clases tenían estipulado un horario entre las 7.30 y 11.30 (Art. 114), mientras que por la tarde “se dedicará el tiempo a estudios prácticos y de 7.30 a 8.30 p.m. prepararán los deberes escolares para el día siguiente en el salón de estudios” (Art. 115). El Reglamento establecía un especial cuidado en la relación de los docentes y alumnos ya que expresaba que “al reprender un alumno cuidará de hacerlo con palabras que no lo ofendan, guardando siempre la gravedad que el caso requiera y su dignidad de profesor (Art.118) estando, asimismo, prohibidos los castigos corporales (Art. 122). Se disponía, por último, la práctica obligatoria de la Religión Católica en la Colonia Atucha “para todo su personal, sin distinción de categorías” (Art.  160).

No se ha podido precisar, a la fecha, si este establecimiento llegó a funcionar con la modalidad prevista en el reglamento o alguna otra alternativa pero, la necesidad de un centro educativo en la zona era evidente para los niños de las familias de agricultores, como Lombardo, Guidi, Berra, Gualdoni, Fagnani, Isola, Guglielmoto, Molinari, Virgile, Mussi, y Marchesi, entre otros -arrendatarios y aparceros fundamentalmente- de los campos de Atucha.

Por ello surgió en 1908 la Escuela Nº 20 - que desde 1984 lleva el nombre de Florestano Andrade - a partir de la donación de un predio de una hectárea que realizó Florencio Atucha, ubicada a pocos metros de la estación del mismo nombre.

-Escuela N° 20 en el paraje Atucha. Década de 1990-

De gran significación para el desarrollo de este paraje fue la llegada del Ferrocarril Buenos Aires al Rosario, luego Bartolomé Mitre, hacia fines del Siglo XIX ya que se construyó en el mismo una de las estaciones de este sistema de transporte. El antiguo edificio de la estación Atucha fue desafectado de su uso original en la década de 1990 y sufrió significativos deterioros debido al abandono y falta de mantenimiento. En la actualidad, en función de la parcial puesta en valor y refuncionalización realizada con el aporte de la familia Atucha y otros vecinos del sector, funciona en el mismo un destacamento de la policía rural.

El paraje Atucha guarda una notable significación en la historia del Partido de Zárate y, al mismo tiempo, atesora en su entorno destacados ejemplos de nuestro patrimonio arquitectónico destacándose, entre ellos, las estancias “El Aduar” y “San José”.

El casco de “El Aduar” -junto con el de “San Antonio”- tiene la mejor ubicación sobre las barrancas y muy próxima al río Paraná de las Palmas. Tuvo su origen en un puesto de las propiedades de la familia Atucha siendo su posterior propietario Bernabé de Carabassa, por compra realizada el 5 de julio de 1897.

-Desde el mirador de la estancia “El Aduar” una vista del río Paraná de las Palmas. Década de 2010-

-Emplazamiento de la estancia “El Aduar” en el paisaje rural. Década de 2010-

-Las imágenes permiten apreciar las características pintoresquistas de “El Aduar”. Década de 2010-

Fue luego propiedad de Hernán Ayerza, a quien se debió la construcción de la casa principal. El establecimiento explotaba la agricultura pero lo que lo distinguía era su haras dedicado a la cría de caballos árabes para montura, siendo los Ayerza los principales criadores de estos animales en nuestro país.

Un párrafo aparte merece la magnífica e imponente edificación principal. De arquitectura ecléctica presenta una volumetría asimétrica generada por las plantas que rematan en un mirador y vinculadas por una escalera de madera con variaciones de las dimensiones en su recorrido. El resto de la construcción, de una sola planta, se desarrolla en torno a un patio central de características simples.

El casco de la estancia “San José” se compone de un edificio que muestra en su estructura dos estilos fácilmente reconocibles: el sector que mira hacia el río guarda reminiscencias de una “villa palladiana” por sus gruesas columnas que conforman la “loggia” y por su tratamiento formal; el sector posterior responde a un período anterior evidenciado en sus ventanas y en sus líneas austeras. Esta oposición entre ambos sectores refleja el deseo de sus propietarios de jerarquizar la fachada desde donde se domina el río.

-Las imágenes permiten apreciar los lineamientos italianizantes que caracterizan la fachada hacia el río de la estancia “San José”. Década de 1990-

En la actualidad ambas construcciones forman parte de un emprendimiento inmobiliario; en virtud de un convenio celebrado con la empresa que desarrolla el proyecto y la Municipalidad de Zárate fueron declaradas de Interés Municipal por Ordenanza N° 3500, sancionada por el Honorable Concejo Deliberante de Zárate el 4 de noviembre de 2004, estableciéndose en la misma las pautas y etapas de intervención para su puesta en valor que deberán ser realizadas con el asesoramiento de la Comisión Municipal de Preservación del Patrimonio Cultural, Arquitectónico y Urbanístico del Partido de Zárate.

 

Fuentes consultadas:

·“Era una vez… Zárate”. Baccino Silvia Irene y Sorolla María Luisa. Buenos Aires, julio de 1997

·COLECCIÓN HISTORIA URBANA Y PATRIMONIO DE ZÁRATE. Coordinación Arq. Silvia Irene Baccino Volumen 4. “Parajes y Vecindades Rurales del Partido de Zárate”. Silvia I. Baccino - Sergio D. Robles. Bs. As., junio de 2012

Asociación Amigos del Museo de Zárate Quinta Jovita -  Ituzaingó 278 - Tel. (03487) 422038

amigosmuseozarate@yahoo.com.ar / lajovita@argentina.com.ar

 

 

 

x